Asturias en invierno

Por alguna extraña razón existe la creencia de que más al norte más frío en invierno. Esto no lo decimos porque sí sino tras una experiencia de décadas dedicados a atender a turistas en Asturias. Muchos turistas españoles tienden a pensar que en invierno las temperaturas son muy inferiores a lo que en realidad son porque sencillamente no tienen en cuenta el carácter atenuante del, en este caso el Cantábrico y que en Asturias, como en toda la llamada España Verde, tenemos clima atlántico donde los inviernos son mucho más suave. Por ello, quienes no hacen turismo de nieve tienen muchas otras opciones.

LA NIEVE: Por definición ésta es la única época en la que se puede disfrutar de los deportes de invierno. Las estaciones de esquí asturianas de Valgrande-Pajares (Lena) y Fuentes de Invierno (Aller) junto con las leonesas de San Isidro y Leitariegos hacen las delicias de quienes vienen en esta época. Pero, cuidado, que haya nieve arriba en la montaña no quiere decir que Asturias esté nevado. Pensemos que Asturias se extiende a los vertical entre la costa y los 2648msnm del Torrecerredo, pico más alto de la Cordillera Cantábrica, dicho sea de paso. Por ello, quienes no hacen turismo de nieve tienen muchas otras opciones.

LAS NAVIDADES: Ya sabemos que son fiestas familiares y todo eso pero en los últimos años hemos detectado una tendencia a venir a vernos en esta época. Que no quieren cocinar nos dicen muchos y quienes son abuelos tienen una excusa para también ellos disfrutar la Nochevieja. Belenes varios, mercadillos navideños, iluminaciones, misas, conciertos de Navidad son un buen aliciente para pasar las fiestas con nosotros.

EL CARNAVAL: El más famoso es el de Avilés y su famoso Descenso de Galiana, quizá la calle más emblemática de la ciudad. Sin embargo, en Asturias resulta que el Carnaval se celebra cada día en un lugar así que puedes aprovechar diferentes días y amortizar tu disfraz. No te olvides de comer unos buenos frixuelos ¿No sabes lo que son? Pues ni bajo tortura conseguirás que un asturiano los llame crêpes. No tenemos porqué, siempre los hemos comido y llamado frixuelos y, a falta de palabra en castellano, no tenemos porqué usar la francesa así que prepárate para ver lo de los frixuelos en las cartas de los restaurantes.

LA ÓPERA: El Teatro Campoamor en Oviedo es uno de los solo 4 en España que sepamos que tienen temporada fija de ópera. Echa un vistazo a los precios y verás que a veces con lo que te ahorras respecto a otros lugares te sacas para el fin de semana en Asturias y eso que te llevas. Tendrás la oportunidad de ver una representación en un teatro neoclásico emblemático sobre todo por los Premios Príncipe, perdón, Princesa de Asturias.

LAS ESPICHAS: A finales de invierno es cuando tradicionalmente se han abierto los toneles de sidra quitando la espita para poder probarla. Los vecinos venían a casa con comida para colaborar a la fiesta y esta tradición seguimos manteniéndola en lagares y sidrerías donde te puedes apuntar a una espicha. Por un precio fijo comes y bebes cuanto quieras. Sabes cómo se sirve y bebe la sidra en Asturias, ¿verdad? Pues eso la verdad que es otro tema pero no te olvides de informarte antes de pedirla que lo pasarás mejor. Sidra se hace en muchos países del mundo, el asunto no está en el producto sino en todo lo que hay alrededor pero de eso podemos hablar en otro momento. Tienes toda la Comarca de la Sidra para disfrutar pero también en muchos otros lugares de Asturias.

EL MARISCO: Pues siempre se ha dicho que la mejor época para comer marisco son los meses que llevan “r”, es decir, de septiembre a abril. Es entonces cuando no hay veda pues ya no están en el ciclo reproductivo y por ello en esa época el marisco es fresco. Aunque no es igual para todas las especies, os invitamos a degustarlo en los meses de invierno ¡Que aproveche!

LA VEGETACIÓN: Las mimosas, los cerezos, la flor del acebo ¿O creías que todas las flores salen en primavera? Sí, bueno, en primavera hay muchas y en otoño esos bosques con tanta variedad de color aunque es verdad que en verano están los manzanos a rebosar. En fin, queríamos centrarnos en el invierno pero es que la naturaleza es tal espectáculo todo el año…

LOS BUFONES: En la costa oriental de Asturias existe este fenómeno consistente en oquedades en la caliza que forma los acantilados por las cuáles cuando hay mareas vivas y solo entonces sube y bufa el agua. Y eso solo sucede en invierno, lo sentimos mucho por los turistas del verano.

EL SERVICIO: En invierno, como hay menos turistas, te tratarán infinitamente mejor, con más mimo. No es que en verano te vayan a tratar mal pero es comprensible que si un camarero tiene un comedor lleno no puede dar un trato tan personalizado y con tanto mimo como cuando hay menos gente. Cuando un guía (y esto lo sabemos bien) está todos los días haciendo dos y tres visitas no es lo mismo que cuando las tiene más espaciadas en el tiempo. Somos personas al fin y al cabo. Hasta parece que en Covadonga la Santina escucha mejor cuando la cola para verla es más corta. Por favor, Santina, no digáis Santiña que cada vez que un turista dice Santiña o sidriña muere un gatín.

Pues nada, que disfrutéis mucho.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s